Mises Wire

Home | Wire | El ahorro real es la clave para el crecimiento económico

El ahorro real es la clave para el crecimiento económico

  • ggybank.PNG
0 Views

Tags Dinero y BancosDinero y Banca

08/22/2019

Mientras la reserva de riqueza real se amplíe, la política monetaria fácil parecerá «funcionar», y es probable que la política monetaria flexible se considere incorrectamente como generadora de crecimiento económico.

Sin embargo, una vez que la piscina se estanca o empieza a declinar, la «música se detiene» y ninguna cantidad de bombeo monetario del banco central va a «funcionar».

Por el contrario, cuanto más agresiva sea la postura del banco central en su intento de reactivar la economía, peores serán las cosas. La razón es la siguiente: una política monetaria fácil refuerza el intercambio de nada por algo, debilitando así el proceso de generación de riqueza real, que es el corazón del crecimiento económico. La verdadera creación de riqueza sólo puede ocurrir como resultado de la expansión de la producción y el ahorro.

Sin embargo, mientras se amplíe la reserva de riqueza real, una política monetaria flexible puede impulsar la demanda global. Sin embargo, es probable que esto debilite con el tiempo el proceso de generación de riqueza real y que dé lugar a una disminución del nivel de vida de las personas. Esto se debe a que una política monetaria flexible desvía la riqueza de las actividades más productivas. Las burbujas son el resultado y el verdadero crecimiento económico se desacelera.

Una vez que la reserva de riqueza real comience a disminuir, no será posible fortalecer la demanda global y cualquier intento de impulsar la demanda por medio de políticas monetarias fáciles va a empeorar mucho las cosas. Ejemplos que vienen a la mente en este sentido son Zimbabwe y Venezuela.

Se podría argumentar que, independientemente de las razones de la aparición de los recursos ociosos, el papel de las autoridades y, en particular, del banco central, consiste en aplicar políticas que permitan una mayor utilización de estos recursos. En realidad, sin embargo, el empleo de recursos ociosos requiere una expansión de la reserva de riqueza real para atraer esos recursos. Esto requiere un aumento de los ahorros reales.

Por ejemplo, Juan el panadero que produce 10 panes usa 2 panes para su consumo personal, los otros 8 panes son sus verdaderos ahorros. Ahora puede cambiar estos 8 panes ahorrados por los servicios de un técnico para mejorar su horno, es decir, para mejorar su infraestructura. Con la mejor infraestructura, Juan el panadero podrá producir más pan, es decir, va a surgir un aumento en su crecimiento económico.

Con una mayor producción de pan, si todas las demás cosas eran iguales, Juan podía ahora ahorrar más y podía permitirse ampliar aún más su infraestructura. Así que si su producción ha aumentado de 10 panes a 20 panes y su consumo sigue siendo de 2 panes, Juan ahorra ahora 18 panes en comparación con los 8 panes ahorrados anteriormente. Esto a su vez le permite expandir aún más su infraestructura y esto lleva al empleo de más recursos, incluyendo algunos recursos ociosos. Sin el aumento de la riqueza real y, a su vez, de los ahorros reales, no habrá medios suficientes para facilitar el empleo de recursos ociosos.

Una política monetaria flexible destinada a impulsar la demanda no servirá de nada, ya que un aumento de la demanda no puede sustituir al ahorro real necesario para captar esos recursos. Nótese que el banco central no tiene ahorros reales para apoyar la formación de riqueza real. (Las personas en las distintas etapas de la producción necesitan pan y diversos bienes para mantener su vida y bienestar, no pedazos de papel que etiquetamos como dinero.)

Algunos comentaristas opinan que a través de políticas monetarias flexibles por parte del banco central, la economía puede despegar por sí sola, de la misma manera que añadir un poco de agua a una bomba (es decir, cebar la bomba, permite bombear el agua de un pozo).

Esta metáfora es engañosa ya que, como hemos visto, sin la expansión del ahorro real no puede tener lugar ninguna expansión de la actividad económica. Una vez más, empujar más dinero y, con ello, el crédito sin el respaldo de la riqueza real, no puede reemplazar los bienes de capital inexistentes que se requieren para la expansión de la riqueza que, a su vez, podría absorber la mano de obra y el capital desempleados.

Por lo tanto, más de lo mismo no puede mejorar las cosas, al contrario, va a resultar en el fortalecimiento del empobrecimiento económico. No es posible generar algo de la nada, como nos han hecho creer varias ideas populares.

La clave para un crecimiento económico sostenido no es impulsar la demanda de bienes, sino fortalecer el proceso de generación de riqueza real. La clave para ello es el aumento del ahorro real. El aumento del ahorro real proporciona el apoyo a varias personas en las distintas etapas de la producción. Sin este apoyo, no se puede llevar a cabo ninguna expansión de la infraestructura y, por lo tanto, el aumento de la producción de bienes finales necesarios para mantener la vida y el bienestar de las personas.

Frank Shostak's consulting firm, Applied Austrian School Economics, provides in-depth assessments of financial markets and global economies. Contact: email.

Note: The views expressed on Mises.org are not necessarily those of the Mises Institute.
Image source:
Getty
When commenting, please post a concise, civil, and informative comment. Full comment policy here

Add Comment

Shield icon wire